jueves, 22 de abril de 2010

Decoración y orden en la habitación infantil

  

Es inútil repetirle a los niños una y otra vez que ordenen su cuarto. En lugar de enredarse en una discusión sin fin es mejor organizarles la habitación de modo que cada cosa tenga su lugar Las ideas que sugerimos pueden ayudar a lograr este objetivo.

Algunos afirman que le preocupan los niños que mantienen sus habitaciones impecables, porque el niño ordenado arrastra habitualmente una angustia interior. ¿Eso significa que debemos alentar el desorden? De ninguna manera. Si bien el desorden es necesario para construir, el orden representa la noción de protección, hay límites que no se deben sobrepasar, y de eficacia, localizar las cosas que deben estar en alguna parte obliga a perder mucho tiempo.

El rol de los padres en el aprendizaje de este tema es crucial, porque tienen que autorizar cierto grado de desorden y al mismo tiempo hacer respetar el orden, teniendo siempre presente que el dormitorio del hijo es su capullo, su territorio y su espacio de libertad. ¡Cuidado con la costumbre de entrar a su cuarto y tirar las cosas que nos parecen inútiles o sucias, porque pueden ser su mayor tesoro!.

A la hora de hacer los planes para decorar una habitación infantil, hay que observar en primer lugar cómo es el chico. Si le gusta dibujar en el suelo, en la cama o en un escritorio, los muebles se ubicarán de forma muy distinta.

Además, y lo más importante, es hacer del momento de ordenar el cuarto un momento de alegría y no de castigo. Y para eso, papá o mamá deben dedicar algunos minutos para guiarlo con calma y paciencia. Sólo así el pequeño aprenderá a clasificar, ensamblar, valorizar algunos objetos y actuar con responsabilidad.

Cuando falta espacio se puede optar por una cama más elevada; debajo de ella se guardan los juguetes, la ropa, los libros. Una cajón cobija por ahora los juguetes pequeños; luego podrá ser sustituido por una mesa plegable que convertirá el cuarto en un estudio con buena luz.

Sencillo y cálido, el dormitorio está destinado a evolucionar al mismo tiempo que sus dueños. La cuna que usó cuando era un bebé puede usarse para albergar sus muñecas o juguetes. La mesa y las sillitas de jugar le servirán dentro de poco tiempo como escritorio.

bebesyembarazo

Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Widget by LinkWithin