miércoles, 28 de abril de 2010

Estreñimiento Infantil

  


Tradicionalmente se define al estreñimiento o constipación como una disminución en la frecuencia de las deposiciones; sin embargo también podemos considerar que un niño es estreñido cuando, a pesar de hacer todos los días, presenta dificultad o dolor al defecar.

n muy pocos niños se debe a un problema congénito: una parte de sus intestinos carecen de nervios y eso produce un estancamiento de las deposiciones en esa zona y por lo tanto estreñimiento. Esto se conoce como enfermedad de Hirschprung y debería sospecharse principalmente si el niño no presenta su primera deposición en las primeras 48 horas de vida, o si el paciente tiene problemas para defecar desde muy pequeño o las deposiciones después, de varios días sin ir al baño, son pequeñas. Otras causas orgánicas a considerar son fisuras anales o malformaciones a nivel anal.

La mayoría de los niños puede comenzar su problema cuando hay cambios en la dieta, durante el periodo de entrenamiento para el uso del inodoro, después de un viaje, por medicamentos o después de una enfermedad viral.

Por otro lado cuando el niño ha estado estreñido por varios días, las heces retenidas aumentan de tamaño y entonces, al ser eliminadas, producen dolor. El problema se complica cuando el niño relaciona la sensación de ir al baño con dolor y obviamente evita ir al baño (comportamiento retentivo). Al evitar ir al baño las heces se quedan en el intestino mas tiempo y se agrandan produciendo dolor al ser evacuadas, cerrándose el circulo vicioso. Los niños más grandes pueden comenzar a retener cuando necesitan ir al baño porque evitan utilizar el inodoro fuera de casa. Algunos colegios, con instalaciones que no son lo suficientemente adecuadas, o el llevarlos a campamentos, por ejemplo, son factores que podrían favorecer la aparición de retención en este grupo de edad.

Consejos:

  • Si su niño tiene deposiciones pequeñas o duras que salen con dificultad.
  • Si su niño frecuentemente pasa días sin tener deposiciones normales.
  • Si su niño tiene deposiciones dolorosas y de gran tamaño.
  • Si su niño sólo hace deposiciones con supositorios o enemas.
  • Si su niño ensucia su ropa interior involuntariamente.
  • Otros síntomas que pueden acompañar al estreñimiento son dolores de estómago, falta de apetito, irritabilidad y síntomas urinarios.

Recomendaciones:

  1. Aumentar la ingesta de frutas
    frescas y frutas secas.
  2. Aumentar el consumo
    de verduras.
  3. Aumentar el consumo de líquidos (agua, jugos, etc.)
  4. Ingerir poco arroz y chocolates.
  5. No utilizar enemas o supositorios en forma rutinaria.
  6. Si requiere de medicación que sea bajo prescripción médica.
  7. El inodoro debe ser de un tamaño adecuado, el niño debe ser capaz de apoyarse en el suelo para poder hacer prensa sobre el abdomen.
  8. Sentar al niño en el baño después del almuerzo por 5-10 minutos.
  9. Los casos severos pueden requerir adicionalmente de apoyo psicológico.
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Widget by LinkWithin