domingo, 25 de abril de 2010

Madres profesionales

  

Para las mujeres, a diferencia de la mayoría los hombres, trabajar fuera de casa no implica librarse de la organización doméstica. Según una cuesta realizada recientemente, las madres con hijos chicos que trabajan siete horas fuera de casa dedican casi cuatro horas diarias al cuidado de los niños y las tareas del hogar, con lo que su jornada laboral tiene una duración cercana a las once horas.

Pero la mayoría de las mujeres que tienen empleo deben destinar a la empresa no menos ocho horas (sin contar el tiempo de desplazamientos). Esta circunstancia puede hacer suponer que la dedicación a las tareas domésticas es menor, error. Según la misma encuesta dedican cuatro horas y cuarto al bienestar familiar. En total, si nada más y nada menos que doce horas de trabajo diario.

Peor aún es el panorama de quienes han de cumplir un intervalo superior a las ocho horas y media porque, cuando se van a la cama, después de regalar 225 minutos a los hijos y la casa, han realizado contra reloj la maratónica jornada de 13 horas 15 minutos. Un récord difícil de igualar incluso por quienes presumen de tener una gran capacidad de trabajo.

Y es que librarse de la injusta condena de la mujer en casa y con la pata quebrada, supone convertirse automáticamente en pluriempleada. Las madres que trabajan realizan doble jornada laboral: la remunerada fuera del hogar y la gratuita bajo el propio techo.

bebesyembarazo

Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Widget by LinkWithin