martes, 27 de abril de 2010

Métodos alternativos para calmar a los niños

  

Todos los días en la cocina de mi madre se organiza de la dios es cristo. ¡Sale Arguiñano en la televisión! A esas horas ahí, esté quien esté, se hace lo que hemos dado en denominar “Onegin” que consiste en que todos los adultos que estamos (repito, esté quien esté) levantamos los brazos y nos ponemos a dar saltos bailando al ritmo de la sintonía del programa de cocina. Cuando ésta termina con su “¡on egin!” todos con los dedos índices apuntamos a la tripa del que toque y le damos dos golpecitos.

“¿A quién hacemos hoy onegin?” y la mayor decide. Nunca a ella porque a saber qué se pensará que es. Generalmente la afortunada es la pequeña, que está tan pancha en la trona y se parte de risa cada vez que le tocamos la tripita.

En serio ¡mira que es tonto, y mira que nos reimos! Lo mejor de todo es que la peque, que es un poco lloronceta, es oír la canción y se calma en cualquier momento y en cualquier lugar. Vamos en el coche y se pone tonta, y le canto el onegin, que está histérica, onegin al canto…

Si Arguiñano supiese lo magnífico que es para cuidar niños…

Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Widget by LinkWithin