martes, 13 de abril de 2010

¿Pasear al bebé bajo la lluvia?

  

La recomendación especializada es pasear diariamente al bebé bien protegido de las inclemencias del tiempo, a excepción de que tenga fiebre.

Es al aire libre, en la calle o el parque, cuando un bebé de ciudad recibe los estímulos ambientales necesarios para su desarrollo físico y psicológico. Pero esta aproximación a la naturaleza, no impide que muchos padres sientan temor de pasear a un bebé cuando llueve o cae nieve. Siempre que no tenga fiebre y se lo lleve bien equipado contra el agua o el frío, los pediatras aseguran que dichos miedos son totalmente infundados.

Por el contrario, para el bebé será un descubrimiento fascinante el ruido de las gotas de agua sobre el techo del cochecito, o el espectáculo de la caída de los copos de nieve y, como se sabe, la alegría y la salud van siempre juntas.

En el parque, el niño recibe múltiples estímulos visuales, acústicos, táctiles y motrices, muy positivos para su desarrollo. Cuando está suficientemente estimulado se despiertan en él intereses propios y entonces querrá que se lo alce y se lo atienda con menos frecuencia porque está comenzando a desarrollar su autonomía.

Es conveniente pasear al bebé por un parque, evitando en lo posible las calles céntricas, por lo general contaminadas por los ruidos del tránsito y la polución. Las únicas situaciones meteorológicas desfavorables son los vientos fuertes y la niebla espesa, que contienen sustancias nocivas para los pulmones. Según los pediatras, lo mejor es pasear al bebé diariamente, haga frío o calor, llueva, truene o nieve, e inclusive cuando el bebé está resfriado o con tos. Los paseos quedan proscriptos sólo cuando el niño está afiebrado.

bebesyembarazo

Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Widget by LinkWithin