martes, 20 de julio de 2010

Alteraciones de la piel: Acné de bebé

   Uno de los pequeños problemas de la piel del recién nacido puede ser la aparición de acné. Es como el de los jovencitos pero en ningún caso debe tratarse con ese tipo de productos. Como en el caso de adolescentes parece debido a un trastorno hormonal. El pequeño aún conserva parte de las hormonas maternas que recibió durante el embarazo y que en este caso le provocan un exceso de grasa. Los cambios hormonales en el cuerpo estimulan las glándulas sebáceas de su piel y aparecen las espinillas, los granitos rojos con un puntito blanco o amarillento en el centro.

Normalmente les sale en la carita: mejillas, frente y barbilla y algunas veces en la espalda. Puede empeorar cuando el niño se pone nervioso, llora o en cualquier circunstancia que aumente el riego sanguíneo a la piel. La saliva, las lágrimas y algunos detergentes o geles pueden irritar más la piel del niño. Aunque suele desaparecer por sí solo a las pocas semanas sin necesidad de tratamiento, y no provoca incomodidad al niño es conveniente que lo vea el pediatra.

En algunos casos puede ser severo y mostrar alguna hinchazón, en esos casos sí podría molestar al bebé. También puede prolongarse demasiado en el tiempo, si supera los dos o tres meses y no lo has hecho antes, consulta con el pediatra. No toques los granitos ni intentes explotarlos. No utilices remedios caseros ni, como decíamos al principio, productos para adultos. Mantén una buena higiene en su piel, sécale bien después de lavarle la carita y evita los productos grasos.

Salvo muy raras excepciones no es más que un trastorno estético transitorio. No hay motivo para preocuparse.

Vía | Medline Plus
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Widget by LinkWithin