jueves, 29 de julio de 2010

El agua con cloro en el embarazo puede provocar serios problemas en los bebés

   Todos conocemos la necesidad de que las aguas municipales estén desinfectadas con cloro y otros componentes para garantizar la salubridad y eliminar el riesgo de contraer algún tipo de enfermedad bacteriana. Pero lo que no sabíamos es que el agua tratada con cloro y consumida por una futura mamá, puede aumentar el riesgo de que el bebé sufra problemas de salud como enfermedades cardíacas, defectos cerebrales, etc.

Esta es la conclusión que se desprende de un estudio elaborado por investigadores del Reino Unido pertenecientes a la Universidad de Birmingham. Al parecer, son algunos de los subproductos del cloro los elementos que aumentan el riesgo de que los bebés padezcan las enfermedades nombradas, sobre todo, por el alto contenido de trihalometanos (compuestos químicos volátiles fruto del proceso de potabilización del agua y que se originan como consecuencia de la reacción de la materia orgánica al entrar en contacto con el cloro). Para llegar a esta conclusión, los investigadores recopilaron los datos pertenecientes a 396.049 niños nacidos en Taiwan entre los años 2001 y 2003.

Los análisis estadísticos indicaban que se registraban hasta once defectos diferentes de nacimiento asociados al consumo de agua con contenido de cloro, aunque los investigadores indican que no se encontró relación entre los defectos de nacimiento y la cantidad de cloro que contenía el agua. No se conocen cuáles son los mecanismos que provocan estos problemas en los niños de las madres que consumen agua tratada con cloro, pero es evidente para los investigadores que se dan.

Sería interesante hacer un estudio de estas características tomando como base cualquier ciudad occidental y verificar si el agua de las redes de abastecimiento municipales pueden provocar los problemas mencionados.

Por otro lado, este estudio les va a ir muy bien a las empresas embotelladoras de agua, ya que los datos de estas investigaciones pueden contribuir a aumentar el consumo de agua embotellada. De todos modos y como siempre decimos, un estudio no es significativo hasta que no aparecen otros que lleguen a la misma conclusión. Ya hemos conocido más de una conclusión científica que finalmente ha sido desmentida cuando se ha entrado en ella en profundidad, por tanto, deberemos esperar a nuevos estudios que certifiquen la relación.
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Widget by LinkWithin