martes, 13 de julio de 2010

El séptimo mes de embarazo

  
El séptimo es un mes muy tranquilo. Si bien la panza ha crecido mucho, y está alta debido a que el bebé no se ha encajado, su tamaño aún no complica mayormente la respiracion y permite un aceptable grado de actividad, siempre y cuando el aumento de peso no haya sido excesivo.

El bebé aumentará cerca de un kilo de peso a lo largo de este mes, lo que significa que ése es el mínimo que la madre debería ganar. Es importante no excederse, algo muy fácil a esta altura del embarazo.

En la consulta, el obstetra le indicará, si aún no lo ha hecho, que se acerque al curso de preparación para el parto. Solicitará también estudios de sangre y de orina y, posiblemente, una nueva ecografía según sea su criterio personal. También la pesará y le controlará la presión arterial. Seguramente prescribirá la aplicación de una nueva dosis de la vacuna antitetánica.

Si la futura mamá ha ganado peso en exceso, o el bebé ha adquirido gran tamaño, es probable que haya que pedir un estudio de sangre en ayunas y otro después de desayunar para descartar una posible diabetes gestacional. Pero, como ocurre en la mayoría de los casos, si todo va bien, el obstetra estimulará a la paciente para que siga con una vida plena, activa y saludable.
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Widget by LinkWithin