martes, 6 de julio de 2010

Ropa Premama - Moda Premama

   Ropa Premama - Moda Premama

Cuando una mujer se queda embarazada, tiene que ver su vestuario desde otra perspectiva, mucho más redonda y voluminosa. Ir de tiendas suele convertirse en toda una tortura y ante la dificultad de encontrar ropa funcional, bonita, favorecedora y a buen precio, lo único que queda es repetirse una y otra vez como un mantra: 'apáñatelas como puedas', porque en cuanto a ropa premamá hay poco, muy poquito, más bien, casi nada.

Cuando saqué hace unos días Alia, la nueva línea de ropa para embarazada de El Corte Inglés, recibí el e-mail de Sonia, -conocí su tienda on line Kikebú de ropa infantil con motivo de mi blog 'Grandes pequeñeces' dedicado a ropa infantil-, dándome las gracias por acordarme por las 'preñaditas', ya que ahora ella está en la mitad de la gestación y se está encontrando con que vestirse es todo un problema. "Digamos que no hay muchas opciones, al final siempre encuentras algo pero de ahí a encontrarte cómoda y guapa va un mundo". Y no es ella sola. Pilar, otra amiga en su misma tesitura me escribía el otro día: "Comprarse ropa de embarazada es como ir disfrazada. No sólo renuncias a tu figura, sino que además te tienes que embutir en unos diseños que en condiciones normales, no te habrías comprado ni drogada".

Viendo que el apuro de ella podría ser el de otras muchas, me decidí a investigar sobre ropa premamá y la verdad es que muy poco he recibido. Salvo la anteriormente mencionada de Alia, Benetton, La Redoute o H&M, tienen colecciones en tallas especiales pero manteniendo las líneas actuales de la colección normal para mujer. Poco hay donde rascar en cuestión de ropa premamá modernita y cómoda. Es la necesidad la que agudiza el ingenio y las futuras mamás se sacan de la manga múltiples trucos: "Comprar tallas más grandes puede ser una buena opción, pero no todo vale, por ejemplo las camisetas las puedes comprar más grandes pero si no son lo suficientemente largas pues no haces nada", dice Sonia. No es de extrañar que pensando en las radicales transformaciones corporales, muchas aprovechen las rebajas para hacer acopio para los meses venideros.

Aunque las más radicales optan por llevar la barriga al aire por considerarlo algo natural, su efecto puede resultar un poco chocante en ojos más sensibles y poco acostumbrados. "A mí una barriga bonita me parece preciosa de ver, el problema es que mucha gente empieza pronto con las estrías, a otras les salen más pelillos por eso de las hormonas, otras llevan una faja para sujetar la tripa... Yo creo que quitando en la playa, a la mayoría de las mujeres embarazadas no nos gusta mucho enseñar la tripa porque te sientes un poco más desprotegida y vulnerable", me dice Sonia. Son quizás en las partes de abajo, pantalones y faldas, las que resultan más complicadas de adaptar y ahí es donde vienen los mayores problemas. "Hasta los 3 o 4 meses te desabrochas el botón del pantalón y venden como una especie de gomas que hacen la cintura más ancha y así con una parte de arriba que sea un poco larga pues vas pasando, luego las faldas si no son de tubo o muy cortas, si no evasé, también son una solución porque lo que haces es subírtelas para arriba y así te entra la tripilla. Y más o menos es eso, apaños, empalmes... Hay gente que lleva la ropa a arreglar para que les pongan en la cintura una gomita de éstas con botones, así conforme te crece la tripa pues vas soltando cuerda".

En cuanto a lo que más favorece, "Las camisetas con escotes bonitos por eso de que a todas se nos ponen unas pechugas impresionantes, aunque luego se te quedan de un chuchurrío que para qué, así que hay que aprovechar estos meses", me dice Sonia. "Hasta los 4 meses he llevado cosas como camisetas normales que te ajustan bien la tripa y además de que te encuentras cómoda, así enseñas un poco tripilla que a las embarazadas nos gusta que nos vean que lo estamos", puntualiza la futura mamá. No es de extrañar que haya encontrado por Internet camisetas con mensajes como "Embarazada, no gorda". Fuera, las cosas cambian, aunque no mucho pero sí se pueden encontrar firmas como GAP o Top Shop con corners para preñadas, y hasta vaqueros chulos con cinturas especiales como los Seven.

Un problema importante es la lencería. "Las bragas son como 'tiendas de campaña', te llegan casi hasta las axilas y no exagero. ¡Ah! y los sujetadores ya ni te cuento. Ahí en la ropa interior sí que tendrían que hacer algo, cualquier cosa que te pongas se asemeja más a un arnés para caballos. De acuerdo que tienen que sujetar bien, que mejor que no lleven aros y bla, bla pero ¡jolín! estoy segura de que se pueden hacer cositas con más detalle y más atractivas, es que ¡no se molestan en ponernos ni un encajito ni 'na' de 'na'!", me dice Sonia mosqueada, y con razón. Poniéndonos a elucubrar cómo sería la ropa premamá perfecta, empezamos a solicitar: "Aquella que te permitiera seguir siendo tú a pesar de la barriga", me dice Pilar. Y "deberían pensar en los tejidos. Una mujer embarazada suda más de lo normal, tienes más calor del habitual, así que tejidos naturales nada de sintéticos. Y luego debería haber modelos, diseños y marcas suficientes para que cada cual pudiera encontrar su estilo, que ahora mismo vamos todas de uniforme, o te compras todo en H&M o en Benetton y ¡punto pelota!".

Sería un sueño que casi todas las marcas y diseñadores tuvieran una línea, aunque fuera pequeña para embarazadas. "Las firmas están perdiendo un mercado interesante porque las mujeres cada vez se quedan embarazadas más mayores y por lo tanto, tienen más recursos económicos y más consolidado su estilo", me dice Pilar. Desde las firmas más urbanas a las de relumbrón. "Yo creo que las firmas de lujo están fundamentalmente dirigidas por hombres y también la mayoría de los diseñadores de las mismas son eso, hombres. A los señores las mujeres embarazadas me temo que siguen sin 'ponerles' demasiado, a pesar de que algunos digan que una mujer embarazada puede ser de lo más sexy...", me dice Sonia. "Estoy por pensar que es un invento. Hace dos días tuvimos una cena y estabamos varias embarazadas y nuestros hombres comentaron que no es un estado en el que nos encuentren muy atractivas, que mejor que sin barriguita...". No si tuvieran que parir ellos, seguro que tendrían hasta las deportivas de la marca de moda (por poner un ejemplo) estudiadas y fabricadas especialmente para hombres encinta.
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Widget by LinkWithin