viernes, 20 de agosto de 2010

12ª semana del embarazo

  

Abordas ya la 12ª semana del embarazo, el feto ha aumentado considerablemente de tamaño alcanzando los 9 centímetros de longitud, tres más que en la undécima semana del embarazo. El aumento de peso también ha sido muy significativo y se ha duplicado, pasando en sólo una semana de los 8-9 gramos a los 15-20 gramos.

La mayoría de los órganos, pulmones, estómago, hígado, etc., están bien formados y emplazados en su ubicación. En la semana anterior, el ritmo de crecimiento de la cabeza comenzó a ralentizarse, algo que es mucho más significativo en la duodécima semana del embarazo. Continúan creciendo las extremidades, y los dedos de pies y manos se separan definiéndose.

El latido del corazón del bebé es mucho más apreciable, algo lógico teniendo en cuenta su crecimiento. En la 12ª semana del embarazo puede aparecer el reflejo de succión, reflejo innato que permitirá en un futuro que el bebé pueda alimentarse garantizando así su desarrollo en el exterior del vientre materno. El feto abre y cierra la boca, lo que permite ingierir líquido amniótico, recordemos que un 10% de las necesidades nutricionales del bebé son aportadas por el líquido amniótico.

A partir de la decimosegunda semana del embarazo, la cantidad de líquido amniótico se incrementa paulatinamente debido a la funcionalidad de los riñones, el feto llena su vejiga cada 30 minutos y la vacía a través del sistema urinario incorporándose la orina al líquido amniótico. Según los especialistas, en esta semana aparece en ocasiones el hipo debido a la ingesta de líquido que realiza, recordemos que el hipo es un espasmo involuntario del diafragma que no representa ninguna complicación. Otro dato a destacar es la contracción del intestino delgado, gracias a ello la comida puede ser transportada y sus nutrientes procesados.

El feto gira muy levemente la cabeza, su cuello ha comenzado a formarse, abre y cierra las manos, el reflejo patelar es mucho más evidente y estira con frecuencia las piernas. A pesar de toda esta actividad, la futura mamá todavía no percibe los movimientos, aunque no tardará mucho en empezar a sentirlos. Los genitales están prácticamente definidos y con certeza se puede indicar si es niño o niña.

La futura mamá muestra ya signos del embarazo, el vientre comienza a pronunciarse (sólo un poco pero ya es evidente), el embarazo, la acción hormonal, el aumento del flujo sanguíneo, etc., provocan que la madre se muestre mucho más radiante, la piel es suave y brilla, ofreciendo un aspecto sano e inmejorable. Claro que todo dependerá de cada organismo, hay casos en los que aparece acné debido al aumento de las secreciones sebáceas. Recuerda que a pesar de que la piel puede mostrarse radiante, algunos factores externos como el sol pueden provocar la aparición de manchas en la piel, con lo que recomendamos no abusar de la exposición solar.

Es posible que debido a la presión interna del útero y la reducción del espacio del sistema digestivo, aparezca el ardor de estómago, problema habitual en muchas mujeres embarazadas que variará en intensidad dependiendo de cada persona. Recordemos que los ardores de estómago aumentarán a medida que avancen las semanas del embarazo y se harán más notorios durante el último trimestre. Para evitar o reducir esta molestia, los especialistas recomiendan una alimentación sana y equilibrada evitando los productos grasos o fritos.
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Widget by LinkWithin