viernes, 20 de agosto de 2010

15ª semana del embarazo

  

La 15ª semana del embarazo ha dado inicio, el feto mide ahora casi doce centímetros y su peso ha aumentado significativamente, pasando de los 30 gramos de peso en la decimocuarta semana del embarazo a los actuales 45-50 gramos.

A medida que avanzan las semanas del embarazo, los huesos se fortalecen y los movimientos del feto empiezan a ser más significativos, poco a poco también se fortalecen los músculos utilizados, especialmente los de las extremidades inferiores. En la decimoquinta semana del embarazo el cuello mantiene su crecimiento y aumenta su funcionalidad, pero todavía deberán pasar algunos días hasta que se establezca definitivamente su medida.

En la decimotercera semana del embarazo comenzaba a aparecer el lanugo, un fino vello corporal que cubriría la piel del feto, pasadas dos semanas el lanugo cubre la mayor parte de la piel del bebé. El reflejo de succión hace acto de presencia y el bebé ya se chupa el pulgar, recordemos que éste reflejo innato jugará un papel muy importante permitiendo que el futuro bebé pueda alimentarse.

Empiezan a formarse las cuerdas vocales, una de las partes del aparato fonador (conjunto de órganos que intervienen en el lenguaje humano) que le permitirán al futuro bebé pronunciar sus primeras palabras. Poco a poco la transparente y fina piel se va transformando en una piel más gruesa cubriendo las venas y las arterias que hasta el momento se podían apreciar. En la 15ª semana del embarazo, el pelo de la cabeza y las cejas continúan formándose y adquiere el color que marca su herencia genética. Los ojos y las orejas todavía no han alcanzado su posición final aunque no queda mucho para ello.

En la decimoquinta semana del embarazo habrás engordado un máximo de tres kilos, no es mucho pero si lo suficiente para pensar que es necesario adquirir nuevo vestuario. Es posible que puedas sufrir rinitis gravídica o rinitis del embarazo, como sabemos, la rinitis es una inflamación del revestimiento mucoso de la nariz (cornetes nasales), que impide hablar correctamente y respirar con normalidad. En este caso, recuerda no tomar ningún fármaco que no haya sido previamente aconsejado por el especialista.

En el segundo trimestre del embarazo empiezan las torpezas y los olvidos, las futuras mamás se concentran peor y se despistan mucho más, es algo lógico teniendo en cuenta todos los cambios que se dan, tanto a nivel orgánico como psíquico. Las manchas en la piel pueden aparecer, cambios de coloración en los lunares, etc., es fruto del incremento de la melanina en el embarazo. El embarazo prosigue, las molestias y complicaciones que se presentan son insignificantes, la alegría que proporciona el desarrollo de la vida en el interior del vientre lo puede todo.

Volvemos a recordar la necesidad de mantener una alimentación y un estilo saludables, practicar ejercicio físico moderado permitirá que la futura mamá goce de buena salud y fortalezca su organismo para el ansiado momento del parto.
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Widget by LinkWithin