viernes, 20 de agosto de 2010

22ª semana del embarazo

  

La 22ª semana del embarazo se ha iniciado, el feto alcanza los 28 centímetros de longitud y su peso se ha incrementado hasta alcanzar los 430 gramos. En esta semana el futuro bebé comenzará a desarrollar un patrón de sueño y actividad más pronunciado, periodos de inactividad y descanso fetal conjugados con periodos de actividad que se apreciarán especialmente cuando la futura mamá esté descansando.

Los movimientos que realiza el feto en la semana 22 de embarazo son más acusados, algo lógico teniendo en cuenta que los huesos y los músculos continúan desarrollándose y fortaleciéndose, el saco amniótico sigue siendo un espacio amplio que permite la libertad de movimientos. En esta semana los sentidos del feto se desarrollan un poco más, en este caso son los sentidos del gusto y del tacto, las papilas gustativas se están desarrollando y el feto puede empezar a distinguir los diferentes sabores del líquido amniótico, hay que decir que son pocos pero suficientes para que las papilas gustativas reaccionen ante ellos.

Las experiencias táctiles le llegarán a través del tacto del cordón umbilical, del saco que lo protege o de su propio cuerpo, esto es gracias a las terminaciones nerviosas desarrolladas que transmiten al cerebro del bebé la información que recogen. Los estímulos de semanas anteriores producían respuestas reflejas, ahora el cerebro procesa los estímulos y se traducen en sensaciones, el sistema límbico se está desarrollando.

El sistema límbico es un sistema cerebral que se encarga de gestionar las respuestas fisiológicas ante la recepción de diferentes estímulos, además está relacionado con otros procesos como la memoria, el instinto sexual, las diferentes emociones, etc., el feto experimentará en las sucesivas semanas del embarazo cambios de ánimo, algo relacionado con las percepciones y emociones procesadas. Como podemos comprobar, en la 22ª semana del embarazo el futuro bebé realiza un gran salto en su desarrollo.

Si el feto es un varón, en esta semana empezará el descenso de los testículos desde la zona abdominal hacia los sacos escrotales, lugar donde se alojarán los testículos. Si se trata de una niña, tanto ovarios como útero ya estarán emplazados en su lugar correspondiente. El hígado continúa desarrollándose y preparándose para metabolizar la bilirrubina, algo que no se iniciará hasta poco antes del nacimiento, preparándose para el momento en el que se realice la primera digestión con la primera toma de leche materna.

En la veintidós semana del embarazo la presión interna continúa aumentando y afecta al sistema circulatorio y la respiración, la fatiga y el cansancio se hacen más evidentes, igual que el dolor de espalda, algo que irremediablemente va ligado al aumento del peso, a la sobrecarga que sufre la musculatura de la espalda y la variación que sufre la columna vertebral.

Además de las varices también aparecen las estrías, la piel tiende a ceder y se forman atrofias cutáneas que se presentan como finas líneas blanquecinas localizadas en la epidermis. El rápido aumento de peso y volumen, y lo reseca que pueda estar la piel, provoca la rotura de las fibras de colágeno y elastina (la parte más profunda de la piel), de ahí las estrías. Una buena dieta con alimentos ricos en vitamina C, E y vitamina B5 contribuirá a regenerar las fibras de colágeno y elastina previniendo con mayor eficacia las estrías. También podrás utilizar distintos tipos de cremas específicas que se aplican a diario y que cuidan e hidratan la piel.

Por lo demás, todo sigue según el plan cursado por la naturaleza, el descanso y la tranquilidad ayudarán a que sea perfectamente ejecutado.
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Widget by LinkWithin