viernes, 20 de agosto de 2010

23ª semana del embarazo

  

Queda poco para que finalice el sexto mes de gestación, la 23ª semana del embarazo se ha iniciado y con ella comienza la preparación pulmonar que permitirá la respiración al bebé tras el parto. Los alvéolos pulmonares se desarrollan y sobre ellos empieza a formarse una capa que los recubre denominada surfactante. Esta capa permite la estabilidad pulmonar haciendo que los alvéolos permanezcan abiertos posibilitando el intercambio gaseoso y la oxigenación.

La veintitrés semana del embarazo es una de las semanas importantes en el desarrollo pulmonar, la formación de surfactante es muy importante, ya que su carencia podría afectar a la respiración del futuro bebé haciendo que sufriera la enfermedad de la membrana hialina, un trastorno que afecta especialmente a los bebés prematuros y que se caracteriza por la dificultad de respirar, siendo una de las principales causas de muerte en los bebés pretérminos.

En la 23ª semana del embarazo el feto pesa alrededor de 500 gramos y alcanza los 29-30 centímetros de longitud, en esta semana se inicia también la coloración de la piel, la melanina producida por los melanocitos empieza a colorearla y dependiendo de su tipo y cantidad se determinará el color de la piel. El lanugo cubre ya completamente todo el cuerpo del feto, recordemos que el lanugo es un vello corporal muy fino que cubre la piel ante la ausencia de grasa y que comenzó a aparecer en la 13ª semana del embarazo. Continúa la trasformación de los huesos cartilaginosos endureciéndose y transformándose en tejido óseo, los músculos también se endurecen y los movimientos fetales son mucho más evidentes.

El sexto mes del embarazo se podría considerar un mes favorable, ya que ni se sufren las molestias asociadas al primer trimestre del embarazo, ni tampoco se sufren con mayor dureza molestias como el dolor de espalda en el embarazo, mayor torpeza o pesadez. El aumento de tamaño del útero aumenta la tirantez en la zona del pubis o en los costados, recordemos además que en la 22ª semana del embarazo las estrías aparecían como signo inequívoco de la tensión.

El aumento de la presión provoca que poco a poco la circulación sanguínea se haga más complicada y se ralentice en las extremidades inferiores, de la aparición de las varices ya hemos hablado en semanas anteriores. En esta semana no se realizan pruebas específicas a no ser que el especialista sospeche que puede existir alguna complicación. En las posteriores semanas del embarazo muchos de estos síntomas serán más acusados, pero en poco tiempo todo volverá a la normalidad.
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Widget by LinkWithin