viernes, 20 de agosto de 2010

26ª semana del embarazo

  

En la 26ª semana del embarazo el futuro bebé alcanza los 36 centímetros de longitud y su peso es de unos 760 gramos, datos que como sabemos, pueden variar en cada embarazo, ya que cada bebé evoluciona a un ritmo diferente. En esta semana prosigue el desarrollo de los sentidos y ahora recibe perfectamente los sonidos del exterior, un ruido fuerte le puede provocar un sobresalto activando el denominado reflejo de protección o reflejo de moro. Se trata de una respuesta en la que el feto extiende las extremidades hacia adelante como si quisiera aferrarse a la madre.

Recordemos que el reflejo moro es uno de los reflejos del recién nacido que se encuentra dentro del grupo de los reflejos primarios. Se trata de reflejos que estarán presentes durante los primeros seis meses después del nacimiento, son básicamente movimientos automáticos e involuntarios que desaparecerán a medida que el bebé adquiera las habilidades que se controlan de forma voluntaria. En la 26ª semana del embarazo también será mucho más evidente el reflejo de succión, un reflejo cuyo desarrollo se inició hace varias semanas y que a medida que se acerca el día del parto es más constante. Este reflejo innato en el que el feto se chupa con fuerza el dedo, le permitirá alimentarse tras el nacimiento garantizando su desarrollo.

Durante las últimas semanas del embarazo, el feto tiene ciclos más diferenciados de sueño y vigilia, periodos del día en los que la actividad es prácticamente nula y apenas se mueve, y periodos en los que la actividad es frenética apreciando perfectamente sus movimientos. El feto reacciona ante los sonidos que recibe del exterior y por tanto es recomendable hablarle o ponerle música, recordemos que la música en el embarazo permite estimular el desarrollo fetal en todos los sentidos.

En la veintiséis semana del embarazo los sentidos en el feto están prácticamente desarrollados, en el caso de la visión, aunque los párpados están cerrados, los movimientos oculares son constantes y se ha iniciado la pigmentación del iris preparando a los ojos para que ejerzan su función tras el nacimiento. El sistema digestivo del feto se desarrolla y madura gracias a la ingesta de líquido amniótico, ahora el feto puede ingerir hasta medio litro de líquido amniótico.

En la 26ª semana del embarazo se puede realizar un ecosonograma 3D o ecografía Doppler 3D, se trata de una prueba con la que se aprecian aspectos con más detalle sobre los latidos del corazón fetal, la cantidad de sangre que pasa por un órgano o para determinar si existe algún problema de obstrucción en la circulación sanguínea. También se controla la circulación sanguínea y la tensión arterial, algo lógico teniendo en cuenta la modificación que ha sufrido la circulación de la sangre como consecuencia del embarazo.

La fatiga y el cansancio aparecen con algunos esfuerzos físicos como subir unas escaleras, también es posible sufrir algún mareo debido a la modificación de la tensión arterial. La presión que ejerce el útero dificulta la digestión y el estreñimiento es evidente, se acentúa el dolor pélvico o el dolor de espalda, las ganas de orinar son más frecuentes y obligan a la futura mamá a truncar el sueño nocturno en varias ocasiones, el peligro de infección urinaria se agrava, si sientes picores o te escuece cuando orinas, acude al especialista para que te recomiende el tratamiento más adecuado a seguir.

Quedan 14 semanas para el nacimiento de tu bebé, estás deseando conocer a tu hijo, ¿ya has elegido el nombre del bebé?.
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Widget by LinkWithin