lunes, 23 de agosto de 2010

36ª semana del embarazo

  

Abordas la 36ª semana del embarazo, el feto alcanza los 48 centímetros de tamaño y su peso supera los 2.600 gramos, queda muy poco para que alcance la madurez óptima pero mientras tanto, continúa creciendo y aumentando de peso. El feto está oprimido en su espacio interior y por ello se reduce la libertad de movimiento, algunas futuras mamás perciben que se mueve menos y lo relacionan con algún tipo de complicación, sin embargo, el proceso se desarrolla con toda normalidad pero será el especialista quien lo determine.

En la 36ª semana del embarazo el líquido amniótico se puede mostrar transparente pero con restos del vermix caseoso, recordemos que durante las últimas semanas engrosa como parte de la preparación del parto. Gracias al vermix caseoso la piel del bebé se muestra tersa y la constante exposición al líquido amniótico no provoca que se arrugue tal y como ocurre cuando introducimos nuestras manos durante mucho tiempo en agua. La piel además se vuelve más rosácea, el lanugo prácticamente se ha desprendido al completo incorporándose al líquido amniótico y por consiguiente, formando parte del meconio a través de los sorbos de líquido que toma el feto.

Debido a la madurez del feto, en cualquier momento puede descender y ubicarse en el canal de parto para el nacimiento, de todos modos, en la treintaiseisava semana del embarazo el futuro bebé se sigue considerando un feto prematuro a pesar de su maduración. Los demás órganos siguen preparándose y especializándose para desempeñar su función tras el nacimiento.

La futura mamá continúa padeciendo de forma acusada las molestias asociadas al tercer trimestre del embarazo, sin embargo, el encajamiento fetal provoca que el abdomen se situé más bajo reduciendo los dolores que se sufrían en los costados. Las contracciones de Braxton Hicks son más evidentes, especialmente al caminar, la barriga se endurece, sientes molestias en las ingles y en el abdomen en general. Recuerda que es interesante reconocer las contracciones de parto y diferenciarlas de las contracciones de Braxton Hicks, estas últimas se producen en todo el útero y bajan hasta la vagina, aproximadamente duran unos 40 segundos y a ellas se asocia el endurecimiento y la presión en la barriga, sin embargo, no son dolorosas.

Si consultas con el especialista indicando la frecuencia de las contracciones, es posible que se realice una exploración cervical con el propósito de conocer el estado del cuello uterino o cervix, el especialista determinará diferentes valores como su consistencia, su posición o el acortamiento que en él se ha producido, es lo que se denomina test de Bishop, de todo ello hablábamos en el post inducir el parto.

Si has mantenido una dieta adecuada, en la 36ª semana del embarazo podrás haber aumentado unos 12 kilos de peso, lo que indicará que el aumento de peso en el embarazo ha sido el correcto y no sobrepasarás el máximo de lo que se considera un aumento normal, es decir, 14 kilos. Hay que decir que estos valores son generales y que dependerán del organismo de cada futura mamá. Durante las últimas semanas del embarazo, aumenta el control que realizan los especialistas, una visita semanal determina el buen avance del embarazo.

Ya queda poco, cuando concluya esta semana, en cualquier momento se podrá iniciar el mecanismo de parto, posteriormente hablaremos de los diferentes tipos de parto y las etapas que comprenden, también hablaremos sobre la importancia de contar con el apoyo adecuado en estos momentos y los métodos que se utilizan para aliviar el dolor.
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Widget by LinkWithin