miércoles, 4 de agosto de 2010

Ayuda a tu bebé a dormir mejor

  
Para dormir a un bebé, este necesita estar relajado, lo que no significa que haya que agotarle jugando con él antes de acostarle, ya que si el niño está cansado muchas veces se pondrá más nervioso e irritable y le será más difícil conciliar el sueño.

Las siestas son importantes ya que si descansa a lo largo del día, por la noche no estará cansado e irritable, las siestas han de ser como mucho de tres horas. Y haciendo una rutina pre-siesta que le vaya anunciando que es la hora de dormir.

Hay que esperar que el niño muestre síntomas de querer dormir, sin necesidad de acostarle a una hora fija ya que si el niño no tiene sueño al acostarlo simplemente se pondrá más nervioso y se desvelará. Ayuda a tu bebé a dormir, intentando que poco a poco vaya cogiendo un horario de sueño.

Tampoco es necesario darle más comida de la que toma habitualmente, pensando que con el estomago lleno dormirá mejor ya que con eso simplemente conseguimos o bién que sus cenas se conviertan en algo irregular, o bien que con el estomago pesado le cueste más dormir.

Hay que ver si a la hora del baño tu hijo se relaja o por el contrario es de los niños a los que el agua les sirve para despejarse, no todos los niños son iguales, y no a todos les sirve el baño para dormir mejor. En caso de que el baño espabile a tu bebé, es mejor adelantar la hora para que no coincida con la de dormir.

La temperatura de la habitación también es importante ya que al igual que los adultos si hace mucho frío o mucho calor le será imposible dormir. Muchos niños se empeñan en dormir destapados, eso se debe a que son muy calurosos, y ponerle pijamas más abrigados sólo conseguirá que pase calor y no se pueda dormir, intentad mantener una temperatura estable en la casa y dejadle dormir tal cual. Al igual que hay niños muy frioleros, cada niño es diferente y tiene unas necesidades distintas.

No les gusta dormir totalmente a oscuras pero tampoco es necesario tener la luz dada, con dejar un poquito levantada la persiana, o la puerta un poco abierta que haya una penumbra les será suficiente, al igual que tampoco es necesario que estén en silencio absoluto, lo que si hay que diferenciar es la siesta de la tarde de el dormir por la noche, que la oscuridad sea mayor y algo más de silencio para no confundir al bebé.

Dejarles llorar hasta el agotamiento tampoco es bueno, ya que se ponen más nerviosos y les costará más dormir. Cuando llore intentad calmarle y así se dormirá antes, ya que las caricias, y los masajes les relajan, además de que necesitan la compañía de un adulto que les dé seguridad.

El que un niño se despierte varias veces a lo largo de la noche es normal, las estadísticas dicen que el 81% se despierta hasta los 12 meses y el 54% hasta los dos años. Para ellos la noche es muy larga y tienen que ir habituándose poco a poco a dormir del tirón. Es un proceso lento pero poco a poco van lográndolo. Un error común es moverlo nada más se ha dormido ya que hasta que no tenga el sueño profundo, el niño se dará cuenta de que le trasladas y acabará despertándose.

Es importante tener un poco de agua cerca ya que muchas veces se despiertan con sed, por dormir con la boca abierta lo cual les reseca la garganta, o por que la papilla de la noche es pobre en agua.

Lo que está claro es que la mejor forma de Publicar entradaayudar a dormir a tu bebé es conocer las necesidades de tu niño e intentar, poco a poco, solucionarlas.

Vía | DormirSinLLorar.com
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Widget by LinkWithin