martes, 17 de agosto de 2010

El aseo del bebé puede ser un peligro

  

Tras leer la investigación realizada por los expertos del Departamento de Química Analítica, Nutrición y Bromatología de la Universidad de Santiago, sólo nos queda llegar a una conclusión, el aseo del bebé puede ser un peligro.

En el estudio, los investigadores han logrado identificar hasta 20 productos químicos alérgenos distintos que pueden provocar problemas en los bebés, ya sea alergias en la piel, problemas en el sistema inmunológico, etc. Todos estos componentes químicos provienen de los distintos productos de higiene que habitualmente se utilizan en el baño del bebé, sea champú, gel de baño, colonia, crema, etc.

Los investigadores han logrado desarrollar un sistema con el que se identifican todos aquellos componentes químicos asociados a las alergias que los bebés pueden padecer habitualmente. Los expertos aseguran que los niveles de productos químicos alérgenos son muy elevados, destacando que en cada muestra analizada se encuentran presentes un mínimo de seis elementos alérgenos.

El estudio se realizó en dos fases, la primera analizó ocho muestras cuyos resultados arrojaron la presencia de restos químicos alergénicos, en la segunda fase los especialistas analizaron una treintena de productos encontrando las mencionadas 20 sustancias químicas alergénicas.

Sin duda, es motivo de preocupación, se supone que los productos utilizados deberían ser totalmente inocuos para los niños, no sólo existe el peligro del contacto con la piel, estos productos también pueden ser tragados o inhalados.

Entre las sustancias detectadas se encuentra la cumarina, elemento que puede causar fotofitodermatitis al contacto con la piel, el benzoato de bencilo, elemento químico que puede afectar al sistema nervioso del bebé, o el linalol, elemento que se descompone al entrar en contacto con el oxígeno formando un óxido que puede provocar reacciones alérgicas en la piel.

Algunas sustancias han sido prohibidas y a pesar de ello se continúan utilizando, sería el caso del metileugenol, un elemento químico carcinógeno que hasta el año 2002 estaba presente en numerosos productos, no sólo de limpieza o aseo, también de alimentación. Este elemento fue prohibido a raíz de unos estudios que mostraban su peligrosidad, sin embargo, parece que se sigue utilizando.

A la vista de estos datos, no nos debe asombrar que se hayan incrementado los casos de dermatitis atópica infantil, los eccemas, las irritaciones de piel y demás problemas asociados que ya son habituales en los bebés.

El nuevo método se encuentra a disposición de los laboratorios europeos y del resto del mundo para que puedan analizar cada uno de los productos utilizados en la higiene de los niños. Puedes consultar más datos del estudio a través de la revista científica Analytical and Bioanalytical Chemistry.

Vía | La Voz de Galicia
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Widget by LinkWithin