sábado, 7 de agosto de 2010

La menopausia

  

La menopausia es el período de transición en el cuerpo de una mujer en el que va perdiendo su capacidad de ser fértil. La menopausia comienza cuando empieza a faltar la menstruación, los ovarios dejan de producir óvulos y el cuerpo produce menos estrógenos y progesterona, que son las hormonas que regulan el ciclo menstrual. La edad en la que puede empezar la menopausia es a partir de los 40 cuando comienza la infertilidad aunque en Europa y América lo normal es que ronde la edad de los 50.

Las mujeres que comenzaron con una menstruación temprana es probable que sufran la menopausia más temprana que las demás. En algunas mujeres, la menstruación se detiene repentinamente, aunque lo normal es que sea un proceso paulatino, por supuesto hay que descartar que la ausencia de menstruación no se deba a un embarazo.

Durante la menopausia se dan una serie de síntomas genéricos que, aunque en cada mujer se pueden dar de una forma distinta, suelen existir unos rasgos comunes. Por un lado están los síntomas psicológicos como ansiedad, una mayor irritabilidad que a veces lleva a exagerar el menor problema, perturbación del sueño debido muchas veces a un mayor nerviosismo, dándose insomnio muchas veces lo cual aumenta la fatiga a lo largo del día, en algunos casos depresión, perdidas leves de memoria y dificultad para concentrarse. Lo que nos lleva a que los que rodean a la mujer intenten tener mayor paciencia y brindarle apoyo, ya que muchas mujeres sufren al saber que van perdiendo la posibilidad de volver a tener un hijo.

Otro síntoma muy característico de la menopausia son las subidas de temperatura del cuerpo, conocidas como los calores. De repente la mujer nota muchísimo calor en la cara y el pecho y comienza a sudar incluso cuando la temperatura es baja porque sea invierno y esté en la calle, puede notar palpitaciones y pueden comenzar 4 años antes de la menopausia y continuar dos años después de que acabe.

También producen problemas sexuales, sequedad vaginal, menor elasticidad en los tejidos, irritación y dolor durante la copulación. Afortunadamente están apareciendo en el mercado muchos productos para ayudar a las mujeres a tener una mayor facilidad en sus relaciones, como los geles y diversas cremas.

La incontinencia urinaria también es un síntoma que se puede dar en la menopausia, para ello se recomienda hacer ejercicios que fortifiquen la zona, como los ejercicios kegel, e intentar prevenir las infecciones vaginales.

Para saber si se ha comenzado con la menopausia se pueden hacer exámenes de sangre y de orina que miden los niveles hormonales. Y para reducir un poco los síntomas ayuda bastante reducir el consumo de cafeína, alcohol, alimentos muy condimentados, evitar la ropa muy apretada, consumir alimentos de soja, respirar más despacio cuando se den los sofocos con inspiraciones más largas, intentar relajarse, y acudir al médico para que le recete en algunos casos medicación, además de que debe llevarnos un control, dejar de fumar también ayuda, dietas bajas en grasas, hacer ejercicio, tomar calcio y vitamina D.

Cuando la menopausia termina, la mujer no podrá volver a quedar embarazada, es algo que toda mujer ha de pasar, y que tiene que asumir y superar, y no hay que avergonzarse en pedir ayuda y apoyo a las personas más cercanas.

Vía | isoflavones.info
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin