viernes, 12 de noviembre de 2010

Estimulación temprana

   Educar significa fomentar el establecimiento del mayor número posible de conexiones cerebrales, rodear al niño de un ambiente afectivo y aportarle un modelo adecuado que imitar. Estas palabras son del Dr. Francisco Kovacs, un experto en cuanto a la estimulación temprana en los niños.

Es curioso como la mayoría de los padres quieren que sus hijos sean creativos, tengan iniciativa, que sean sensibles y educados, que tengan valores y los sepan llevar a la práctica, que sean unos adultos responsables, equilibrados con una buena vida y sobre todo que sean felices. El secreto está en la estimulación temprana, aprovechar los primeros años de la vida de nuestros hijos cuando sus estructuras cerebrales son más flexibles, ya que simplemente al darle un abrazo y besarle, cuando le hablamos y le preguntamos cosas, le permitimos jugar y ensuciarse, le enseñamos libros y dibujos, cuando ve programas educativos en la televisión… Con todas estas cosas que hacemos día a día le estimulamos, cuando le enseñamos cosas nuevas y el las aprende con total facilidad estamos sentando unas bases para conseguir todo eso que queremos de él.

Para una estimulación temprana, no hay que forzar nunca el aprendizaje, respetar los periodos de madurez neurológica de los niños, las conexiones cerebrales se hacen permanentes por medio de la repetición y duran toda la vida. Una correcta estimulación temprana tiene que producirse sobre diferentes áreas del desarrollo, sensorial psicomotriz, del lenguaje, cognitiva, emocional y social. Hay que fomentar la sensibilidad artística y el deporte y no olvidar fomentar el desarrollo de hábitos de conducta y valores.

Consejos que da el Dr Kovacs sobre la estimulación temprana para poder llevarla a cabo son, incorporar una segunda lengua a partir de los dos años cuando la materna está consolidada, cualquier deporte es mejor que ninguno, teniendo en cuenta las posibilidades del entorno y las preferencias de la familia fomentando que haga deportes tan diversos como se pueda para que de adulto sepa escoger el que más le guste, es más fomentar deportes que le puedan ayudar en ciertos entornos como por ejemplo natación desarrolla el equilibrio y la coordinación, el judo o el tenis sirve para fomentar la perseverancia y la disciplina.

Lo que está claro es que para que la estimulación temprana sea un éxito siempre hay que hacerlo de una forma lúdica puesto que de lo contrario ningún niño pequeño querrá volver a repetir lo mismo al día siguiente, las actividades deben de ser extremadamente breves para que se acaben antes de que el niño se aburra de manera que al día siguiente quiera hacer más, las estimulación temprana debe abarcar todos los sentidos, visual, auditiva, táctil, olfativa, todo sirve para experimentar.

Vía| www.fundacionnce.org
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Widget by LinkWithin