lunes, 6 de diciembre de 2010

Pezones planos o invertidos en la lactancia

  
Pezones invertidos

La forma y el tamaño del pezón no importan, no influye en el éxito de la lactancia.

• La forma y el tamaño de los pezones no repercuten en el éxito de la lactancia. De hecho, el niño no lacta en el pezón, sino en el pecho. Por regla general, el bebé que succiona correctamente (abarcando una gran parte de la aréola) no tiene ningún problema, aunque el pezón sea plano o invertido (es decir, retraído). Sin embargo, si toma con dificultad, la mamá podrá realizarse un masaje en la aréola, para hacer que el pezón salga, o bien recurrir a un remedio casero, que consiste en la aplicación de una jeringa “modificada”; es decir, cortada por la parte de la aguja, para introducir el émbolo. La operación es muy sencilla: la mamá apoya el extremo de la jeringa en el pezón (donde estaba situado el émbolo al principio) y ejerce una suave aspiración.

• Con el paso del tiempo, gracias a la succión del bebé, es probable que el pezón plano o retraído se modele y tienda a permanecer un poco más saliente.
Via: Bebes y embarazo
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

Los primeros dientes

  
Primeros dientes

Son 20 y empiezan a despuntar hacia los seis meses.

¿Qué no hay que hacer?

- El niño nota molestias en la boca y eso hace que masticar le resulte muy costoso y, a veces, doloroso. Por este motivo, el niño rechaza a menudo la comida y la mamá se pone nerviosa. Sin embargo, no se debe forzar la situación porque, generalmente, se resuelve de forma espontánea al cabo de algunos días. En estos casos, conviene ofrecer al pequeño alimentos blandos y fluidos, y servir los platos templados o fríos.

- Por lo tanto, no es necesario cambiar de dieta, aunque sí es importante cuidar la
higiene durante la dentición, pues, para aliviarse, el niño se lleva instintivamente todo a la boca, lo que le expone a la agresión de virus y bacterias.

- En consecuencia, se debe prestar atención a los objetos con los que el pequeño juega, así como lavarle las manitas más a menudo. Sin embargo, conviene tener en cuenta que la saliva contiene factores que desarrollan una cierta función protectora, al tiempo

¿Qué hay que hacer?
A menudo, el pequeño está muy molesto por el dolor de encías.

Para aliviar este trastorno:
1. Se le puede ofrecer una mordedera, que ejerce un ligero masaje y proporciona alivio. Existen algunos que se meten en el refrigerador y que contienen un líquido que, una vez enfriado, tiene un efecto analgésico.
2. En la farmacia, se pueden encontrar pomadas para aplicar sobre las encías. Éstas contienen sustancias ligeramente anestésicas y se pueden utilizar, por ejemplo, antes de que el pequeño se vaya a dormir.
3. Existen tetinas de chupón y de biberón específicas para calmar las molestias de la dentición.
4. Si el dolor es muy fuerte, el pediatra puede aconsejar administrar un analgésico.

Via: Bebes y Embarazo
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

Mi bebé tiene una hernia

  
Hernia umbilical

No es grave ni requiere tratamiento. Pero eso sí, conviene no perderla de vista hasta que desparezca. Una hernia surge cuando una pequeña porción del intestino sobresale a través de una zona de los músculos abdominales. En los niños, la más común es la hernia umbilical, es decir, la que aparece alrededor del ombligo. La padecen con mayor frecuencia los bebés prematuros, los que nacen con bajo peso y los que tienen antecedentes familiares.

Mientras el bebé está en el útero hay una pequeña abertura en sus músculos abdominales para que el cordón umbilical pueda conectarse con la placenta. Tras nacer, esta cobertura del anillo muscular del ombligo se cierra progresivamente en pocas semanas. Pero algunas veces, los músculos no se juntan por completo y un tramo del intestino sobresale por este orificio.

Cómo detectarla: Si tu hijo tiene una hernia notarás un bulto que sobresale debajo de la piel en la zona del ombligo, como si la “empujara” hacia afuera. Suele ser más perceptible cuando el bebé hace un esfuerzo, al llorar o toser, y disminuye o desaparece cuando se tranquiliza. Además es blandito; entra y sale con facilidad. Tu pediatra te lo confirmará.

Dudas frecuentes sobre la hernia en los bebés:

1- Una vez curada, puede volver a salir: No es frecuente que ocurra. Tanto si se ha cerrado espontáneamente, como si se ha curado mediante una intervención quirúrgica, es muy improbable que una hernia umbilical vuelva a aparecer.

2- Se puede hacer algo para prevenirla: No. Son congénitas y se producen desde los primeros días de vida. Además se desaconseja formalmente comprimir la hernia umbilical con una faja, esparadrapos o vendas para que se cure antes. No está demostrado que estas técnicas sirvan para algo y, por otra parte, tienen la capacidad de irritar la piel del bebé.
Via: Bebes y embarazo
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

Cómo darle correctamente el biberón?

  
BEBE CON BIBERON

Algunos aspectos que deben tener en cuenta los papás primerizos, al momento de darle el biberón. Preparar el biberón es fácil, pero tenéis que tener en cuenta los siguientes aspectos también:

1. Prepara el biberón justo en el momento antes de dárselo.
2. Como hay muchas marcas de leches infantiles en el mercado, lee atentamente el modo de preparación en cada caso y las medidas que debes añadir, ya que pueden cambiar de una marca a otra.
3. No es conveniente guardar la leche de una toma a otra, porque existe riesgo de contaminación bacteriana.
4. No hay que ser demasiado rígido con el horario de las tomas, al igual que cuando se da leche materna. Cuando el bebé tiene hambre lo hace saber. Sí que es cierto que debe comer cada 3-4 horas, al principio, y luego ir espaciando las tomas.
5. En cuanto a las tetinas, existen en el mercado diversos tipos, encuentra la que mejor se adapta a vuestro niño.
6. Y sobre todo ten paciencia, las prisas nunca son buenas. Tómate tu tiempo para preparar el biberón de la manera correcta y para dárselo a tu niño, de una forma tranquila y relajada. El bebé debe estar algo incorporado, nunca tumbado, ya que puede atragantarse. El bebé es el que marca el ritmo, no le fuerces y procura que no ingiera aire a través de la tetina. procurando que ésta esté siempre llena.
Via: Bebes y embarazo
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

Cuánta carne debo añadir al puré de mi pequeño

  
Carne en el pure

La alimentación del bebé de 0 a 3 años es clave para un correcto desarrollo y un crecimiento sano. Por eso hay que darle una alimentación equilibrada y ajustada a sus necesidades nutricionales, garantizando el aporte correcto de todos los nutrientes. Se ha estudiado que un exceso de proteínas (carne, pescado, huevos) en los primeros años de vida puede conducir a la aparición de una obesidad en el futuro.

A veces se piensa que añadir más carne o pescado al puré es mejor, y no es así. Los expertos en nutrición infantil recomiendan un aporte máximo de 20-30 g de carne o de 30-40 g de pescado al día en el periodo comprendido entre el inicio de la alimentación complementaria hasta que el bebé cumple 1 año de edad. Se recomienda agregar al puré de tu pequeño esas cantidades de carne o de pescado, y no mas.
Via: Bebes y embarazo
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

Qué hacer frente a las infecciones urinarias

  

Son más frecuentes en la mujer que en el hombre, pues su uretra es más corta, lo que la hace más propensa la transmisión de bacterias procedentes del recto. Además, en el embarazo por la acción de las hormonas y el crecimiento del útero, la orina tarda más tiempo en ser eliminada, lo que le da más tiempo a las bacterias para multiplicarse.

- Las infecciones urinarias que no se tratan pueden producir infecciones renales graves, partos prematuros… Por eso es fundamental su detección con analíticas de orina en los controles del embarazo.

- Según el grado de afectación pueden ser:

  1. Bacteriuria asintomática: Se ven bacterias pero la embarazada no tiene síntomas. Se trata con antibióticos.
  2. Cistitis: Se caracteriza por una necesidad casi constante de orinar, escozor, dolor leve en la zona del pubis y escalofríos. El tratamiento es con antibióticos orales.
  3. Pielonefritis: Es el cuadro más grave porque la infección se asienta en el riñón. Además de los anteriores síntomas aparecen fiebre alta, dolor intenso en la parte inferior de la espalda y vómitos. A veces precisa ingreso hospitalario.


- Para evitar este tipo de infecciones, se aconseja:

  1. Limpiar la zona de delante hacia atrás.
  2. Evitar los jabones fuertes que puedan irritar la uretra. En el embarazo, no están indicadas las duchas vaginales.
  3. Beber abundantes líquidos, al menos dos litros, para eliminar las bacterias con la orina.
  4. No aguantar las ganas de orinar y vaciar la vejiga. Secar siempre muy bien la zona.
  5. Usar ropa interior de algodón para permitir la correcta transpiración. Evitar la ropa interior ajustada y los protectores, que pueden causar humedad.
  6. Hay estudios que demuestran que el zumo de arándanos previene estas infecciones, pero no es útil si ya existe.
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !
Blog Widget by LinkWithin