martes, 29 de marzo de 2011

Barriga después del embarazo

  

Una vez que se da a luz, el abdomen continúa bastante abultado tras el parto, y muchas madres se sorprenden y asustan al ver que aún tienen una barriga después del embarazo considerable. Es totalmente normal, ya que durante los últimos meses de gestación el útero tenía un tamaño considerable y llegaba hasta las costillas, por lo que para reducir su tamaño y volver a la normalidad llevará un tiempo.

El útero para contraerse utilizará una serie de espasmos que a veces resultan un poco dolorosos, a las pocas horas del parto el útero llega a la altura del ombligo y pesa un kilo, tras dos semanas pesa unos 300 gramos y a los 40 días tendrá el tamaño de una pera, unos 50 gramos. Aproximadamente tardara en volver a su peso y lugar habitual unas seis semanas tras el parto, por lo cual la barriga permanecerá bastante abultada.

La mujer conseguirá recuperar su peso anterior al embarazo en unos tres meses de manera natural sin hacer nada, siempre y cuando no haya excedido el peso indicado por el médico durante el embarazo y no haya existido ninguna otra complicación. El proceso de recuperación suele ser más rápido en las madres que dan lactancia materna ya que al dar el pecho se estimula la producción de oxitocinas provocando las contracciones que reducen el tamaño del útero.

También influye tener el abdomen distendido por causa de gases intestinales, caminar, tomar líquidos en abundancia y alimentos ricos en fibra ayudan a bajar la barriga después del embarazo. Muchas mujeres se quedan con algún kilo de más tras el parto, ya que al engordar tanto no es tan fácil volver a estar como antes, hacer la danza del vientre o ejercicios ayuda, y una vez que pasa un año aproximadamente el cuerpo se recupera del todo, aunque casi siempre quedará una ligera curva en la tripa como recuerdo de nuestro pequeño.

Vía | www.serpadres.es
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

Los picores durante el embarazo

  

Muchas mujeres sufren a diario molestos picores durante el embarazo, en la barriga, en las piernas, en los brazos, en la espalda… Estos se deben a los muchos cambios hormonales que va sufriendo su cuerpo, y al estiramiento de la piel por causa del embarazo.

Aunque los picores durante el embarazo son algo muy molesto no son algo preocupante ya que una vez finalice la etapa de gestación el cuerpo vuelve a su estado natural y los picores desaparecen. Lo que sí se puede hacer mientras tanto para aliviar un poco el picor es hidratar bien la piel. Usar una buena crema hidratante sobre todo en el abdomen ayudará a evitar los picores, junto con las temidas estrías.

Acortar los tiempos de la ducha y emplear un jabón neutro también son buenas opciones para aliviar los picores durante el embarazo, y cuando se acaba la ducha el aceite de rosa mosqueta es muy bueno para la piel ya que tiene propiedades regenerativas, aunque al ser un aceite hay que esperar a que el cuerpo lo absorba bien antes de vestirse.

Evitar la piel reseca es muy importante, procurar que haya un cierto grado de humedad en el ambiente ayudará a evitar los picores durante el embarazo, un humidificador puede servir por las noches, y poner recipientes con agua cerca de la calefacción mantendrá la humedad en las habitaciones.

Utilizar prendas holgadas a ser posible de algodón, ya que las prendas ajustadas además de ser incómodas pueden producir la aparición de granitos, eczemas, picores y dificultad para que la sangre circule bien.

Evitar tomar bebidas con teína como la coca cola, el té, el café… ya que la cafeína y la teína provocan un aumento de la tensión emocional y favorecen la aparición de los picores durante el embarazo.

Unas friegas con una gasita empapada en aceite de germen de trigo o vinagre de manzana ayudarán a aliviar el picor instantáneamente y a sentirte mejor.

Vía| www.crecerfeliz.es
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

Beneficios de usar faja durante el embarazo

  

Todas las futuras mamás pasan por un período de cambios y modificaciones en su cuerpo durante el proceso de embarazo y gestación, muchos de esos numerosos cambios pueden ser sumamente incómodos y molestos, sobre todo los relacionados al crecimiento del vientre.

Según va avanzando el embarazo y la tripa crece es muy frecuente que las mujeres comiencen a sentir fuertes dolores de espalda en la zona lumbar sobre todo, además de la zona de la pelvis, dado que la presión que ejerce el peso sobre toda esa zona puede ser demasiada, mucho más si la mujer es de contextura chica.

Muchas futuras mamás se preguntan entonces sobre los beneficios de usar faja durante el embarazo, contrario a lo que se cree usarlas antes de dar a luz no es negativo, pero siempre haciendo referencia al hecho de que deben usarse solamente aquellas específicamente diseñadas para el embarazo, no puede usarse cualquiera, ni acaso las reductoras post-parto.

Si se utiliza la faja adecuada no existe ninguna repercusión sobre el embarazo o el bebé, y entre los beneficios de usar faja durante el embarazo encontramos que puede ayudar a aliviar notoriamente la molesta sensación de peso en la parte baja del abdomen y el dolor de espalda tanto al andar, como al sentarse o al pararse.

Entre los beneficios de usar faja durante el embarazo destaca el hecho de que ayudan a reducir la compresión que ejerce el bebé sobre el pubis y la zona pélvica, siendo el momento perfecto para comenzar a usarla entre las 25 y 30 semanas de embarazo, que es el tiempo en el que comienzan a aparecen las primeras molestias fuertes.

La mujer debe elegir a conciencia la faja indicada para su embarazo, con medidas que sean acordes a su talla y su medida, dado que no deben comprimir demasiado y tienen que permitir respirar hondo y sentarse sin ningún tipo de dificultad o esfuerzo durante el proceso, amoldándose al cuerpo y generando solamente beneficios y alivio.

Vía | Charhadas
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

jueves, 24 de marzo de 2011

Criar un hijo en casa

   A menudo las madres que trabajan fuera de casa suelen recurrir a las guarderías, o a los abuelos y otros familiares. Las madres que trabajan de amas de casa se ocupan ellas mismas de criar a su hijo en casa.

La crianza de los hijos es fuente de alegría y momentos irrepetibles junto al bebé, pero también genera inconvenientes como estrés, cansancio, depresión, pérdida de identidad, sobre todo si antes trabajabas fuera de casa y ahora estás en casa.

Criar un hijo en casa
Ventajas criar un hijo en casa:

Psicólogos y expertos están de acuerdo que las guarderías son una opción si no hay otro remedio. La atención, cariño y cuidados que una madre, padre, abuelos o persona de confianza puede dar a un bebé en casa es lo mejor.
En España, gracias a muchas abuelas y abuelos las madres hemos podido seguir trabajando sabiendo que nuestros hijos estarían rodeados de cariño, pero no siempre los abuelos pueden o quieren hacerse cargo del cuidado de los nietos.
Los expertos opinan que es mejor para los bebés criarse en casa con una persona que supervise al bebé. Un bebé hasta los 3 años tiene una serie de necesidades físicas, emocionales, en la guardería tendrá que compartir la atención de las cuidadoras junto con 15 o 20 niños más (hay cuidadoras para cada 8 niños o más). Por lo tanto no recibirá la misma atención un niño en casa que en la guardería.
Un bebé en casa está en un entorno estable y con una persona de confianza generalmente la madre, abuela o una cuidadora (que sea de confianza si cada semana es una cuidadora el bebé no es positivo para la crianza del bebé).
Un bebé que se cría en casa con su madre o abuela, recibirá cariño, amor y atención personalizada, el bebé se sentirá seguro y querido.
Si crías a tu hijo en casa serás testigo de momentos únicos. Su primera sonrisa, sus primeros pasos, las primeras palabras, cómo descubre día a día el mundo. Tú serás su guía y tu bebé te sorprenderá día a día.
Ayudas al bebé a crecer, puedes practicar la estimulación temprana un rato todos los días para ayudar a mejorar los sentidos del bebé, y estimular su inteligencia.
Eres partícipe de su desarrollo, si come bien, si duerme bien, le introduces en la nueva alimentación (papillas y purés) puedes estar atenta si hay alergias alimentarias de forma personalizada.
El bebé recibe tu amor, tus palabras de ánimo, tus canciones, tus sonrisas, el amor es fundamental para el crecimiento del bebé. Un bebé que se siente querido en un entorno seguro, rodeado de cariño, buena alimentación y descanso será un bebé sano y feliz.
Los bebés que van a guarderías están más expuestos a enfermedades infecciosas, gripes, resfriados, virus. Los bebés y niños que van a guarderías suelen ponerse malitos más a menudo que los criados en casa.
Lograr plaza en una guardería pública no es fácil y los precios de las guarderías privadas son elevados.
Entre las desventajas

Criar a un bebé exige mucha demanda de tiempo, el bebé no entiende de horarios. La madre ha de restar a otras actividades, puede llegar a sentirse aislada del mundo.
Pérdida oportunidades laborales. Si una mujer limita su jornada laboral para atender a su hijo o pide una excedencia esto puede incidir en su carrera profesional.
Aunque ver crecer al bebé sea maravillosos, realizar todos los días actividades rutinarias como cambiar pañales, lavar ropa, preparar papillas puede llegar a la monotonía y al hastío.
Hay mujeres que se siente totalmente realizadas cuidando a su hijo en el hogar, mientras que otras piensan se pueden sentir postergadas y poco realizadas esto puede llevarlas a la depresión.
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

Dar pecho embarazada

  

Algunas mujeres no desean que pase mucho tiempo a la hora de tener hijos. Y si bien cuando tienen un bebé, deben respetar de un plazo de semanas conocido como “cuarentena”, algunas coincide que se encuentran embarazadas y todavía dan el pecho a su anterior hijo. Aunque no sea algo incompatible, sí que tendremos que saber ciertos detalles.

Existe de hecho una “leyenda” que relaciona el hecho de dar el pecho estando embarazada con el riesgo de sufrir un aborto, algo que han desmentido muchos pediatras y ginecólogos.

Sabemos que la lactancia materna es del todo beneficiosa para el bebé ya que le alimenta y le previene de enfermedades y por ello es algo que no debemos abandonar porque estemos de nuevo embarazadas. Es más, se dice que el único “problema” es que la madre en cuestión necesitará más calorías para alimentar a su hijo y para que el feto no corra riesgos, pero eso es algo que el cuerpo de cada una ya se encarga de “pedir”.

Por otro lado al estar embarazada, las madres pueden notar mayor sensibilidad en la zona de los pezones, por lo que deberán destetar al bebé que estén amamantando. Otro detalle al dar el pecho embarazada es tener en cuenta, que algunos bebés no toleran el que la leche pueda cambiar de sabor ya que durante los meses de gestación las hormonas del embarazo se van modificando para prepararse para producir calostro.

Una vez ha nacido el otro bebé, el anterior puede querer volver a tomar leche materna, ya que el sabor será más rico y las madres podrán entonces dar el pecho a los dos sin problemas.

Por otro lado también tenemos que tener en cuenta el factor psicológico, ya que algunas madres consideran que al dar el pecho estando embarazadas, no están respondiendo realmente como buenas madres, ni ante el bebé que ya tienen ni ante el que está por llegar. Es cuestión de antes de tomar la decisión, reflexionemos y nos dejemos aconsejar por los profesionales a los que podemos plantear nuestras dudas sin problemas.
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !
Blog Widget by LinkWithin